En estos momentos si hablamos de inversión inmobiliaria, hay claramente dos principales ciudades Madrid y Barcelona.

A causa del Covid-19, se observa cómo sigue teniendo impacto en todos los sectores de la economía, incluido el real estate, en el que se observa como el mercado inmobiliario se ha paralizado, debido al estado de alarma y la crisis sanitaria que estamos viviendo.

El grupo inmobiliario internacional de lujo BARNES, el cual cuenta con más de 100 oficinas y 5.000 millones de euros en volumen de operaciones, apoya a España. BARNES cuenta con delegaciones tanto en Madrid como en Barcelona, Thibault de Saint-Vicent, presidente del grupo, ha notificado que han aprovechado esta situación para realizar un estudio del mercado en España y hacer una previsión de los próximos meses:

“Nos encontramos en una situación de absoluta excepcionalidad. Si bien nuestras oficinas están cerradas, aseguramos un plan de continuidad con una recepción telefónica permanente y el procesamiento de las solicitudes de los clientes siempre que sea posible y en cumplimiento de todas las precauciones sanitarias. Hacemos un seguimiento de las compraventas de forma remota a través de firmas electrónicas y representantes de vendedores y compradores que no pueden estar físicamente presentes. Nuestra actividad ha disminuido alrededor de un 60%, pero no está completamente paralizada, pues todavía hay mucho en lo que podemos trabajar para seguir ofreciendo soluciones a nuestros clientes”, expone el comunicado.

El presidente de BARNES afirma que estamos viviendo una crisis sin antecedentes: “La crisis del Covid-19 no se puede comparar a la del 2008, pues los contextos son completamente diferentes. En 2008, la crisis económica y bancaria había debilitado la posición financiera de la población, con el consiguiente impacto en la actividad económica, que experimento una desaceleración repentina y prolongada en el tiempo. La situación actual es más grave, pero será más breve. Es una crisis de salud con una probable parálisis casi total de la actividad durante varios meses pero que, a diferencia de la crisis anterior, contará con el recate del Estado a las empresas en aras de preservar el empleo y, por ende, el consumo”.

Como conclusión, Thibault de Saint-Vincent prevé dos escenarios posibles: “Por el momento, es muy difícil saber cómo va a evolucionar esta crisis en lo económico, pero parece probable que los inversores busquen proteger su patrimonio fijando su interés en valores seguros como los bienes inmuebles de lujo o el oro. Si la recuperación se lleva a cabo a principios de mayo, el mercado debería continuar en el mismo punto en el que quedó antes de esta crisis. Pero si el estado de alarma dura más será una historia diferente. Todo dependerá de la escala y duración de esta crisis sanitaria. Sin embargo, sigo convencido de que los bienes raíces de alta gama seguirán siendo una inversión fiable y segura”.

Leave a Reply

Artificial rolex piece yacht-master 40 steel & rolex replica ceramic series.