A causa del confinamiento, el sector inmobiliario tiene un principal reto, y este es el de la digitalización de todos los servicios para así poder seguir trabajando desde sus casas.

Estamos viendo durante estos días diferentes herramientas que ayudan a superar este reto, como es el caso de la realidad virtual, la cual esta permitiendo que los particulares puedan seguir viendo las viviendas desde sus móviles, pc o con gafas VR. De misma forma, la firma de contratos de forma telefónica esta en auge y el posible uso del big data y la inteligencia artificial para personalizar ofertas.

El sector inmobiliario tiene la oportunidad de continuar su actividad laboral desde las viviendas con la aplicación de las nuevas tecnologías. El principal ejemplo, es la posibilidad de hacer visitas virtuales de las viviendas a través del móvil y sin necesitar salir de casa, por otro lado, también se pueden cerrar transacciones de forma telemática. Gracias a las empresas Proptech que ofrecen este tipo de servicios tecnológicos, puede el sector inmobiliario seguir evolucionando.

Por fortuna, el sector inmobiliario ya venía implementando estas herramientas tecnológicas en los últimos años para aumentar su cadena de valor. Es esencial, que ahora las empresas tecnológicas más que nunca profundicen en el mundo tecnológico para así seguir avanzando y poder afrontar esta crisis intentando funcionar lo mas normal posible. Durante estos días estamos viendo como las visitas virtuales están funcionando bien y van en auge, pero ahora surge un nuevo reto, poder ejecutar transacciones de alquiler o compraventa de forma 100% online.

Los expertos del Instituto de Valoraciones, entidad de tasación y expertos en inteligencia tecnológica en Real Estate, nos muestran algunas de las tendencias tecnológicas que están impulsando este sector:

-Blockchain para transparencia y agilidad: el blockchain proporciona al sector inmobiliario diferentes utilidades como es el caso de agilizar la gestión documental a través de contratos inteligentes, o realizar transacciones de forma segura sin intermediarios.

-Predecir, planificar y tomar decisiones gracias al Big Data e inteligencia artificial: principalmente las entidades de valoración se benefician de esta tecnología ya que permite valorar automáticamente un volumen elevando de activos a través de algoritmos de valoración. El Instituto de Valoraciones, tasadora pionera en utilizar estos métodos automatizados, ofrece su sistema propio que se encarga del procesamiento, análisis y representación de datos basados en el bis data y la inteligencia artificial, a esto se le añaden plataformas de representación gráfica de activos inmobiliarios permitiendo así su geolocalización y análisis de la información asociada.

-Realidad virtual: como hemos visto anteriormente, el mundo de la realidad virtual y el 3D ya se venia implementando en el sector inmobiliario desde unos años atrás, de esta manera se posibilita la opción de mostrar los diferentes inmuebles de manera remota a través del móvil o gafas de realidad virtual. Respecto al 3D se esta viendo como existe la posibilidad de poder diseñar y decorar las viviendas para así hacerte una idea de cómo quedaría la vivienda a tu gusto.

Leave a Reply